Las enfermedades a las encías, que tratan los periodoncistas, constituyen una de las patologías más frecuentes del ámbito odontológico, afectando a más del 90% de la población adulta y un bajo porcentaje en la población juvenil y niños.

Esta se manifiesta, la mayoría de las veces, en forma muy silenciosa e indolora, pero lentamente puede ir afectando la firmeza de los dientes.